Sobre el ‘Equinoccio de Otoño’

23 Sep, 2015 | Sociedad | 0 Comentarios

En las fechas en que se producen los equinoccios el día tiene una duración igual a la de la noche en todos los lugares de la Tierra. En el ‘equinoccio’ sucede el cambio de estación anual contraria en cada hemisferio de la Tierra, o sea, que mientras en el hemisferio Norte (el nuestro) entra el otoño, en el del Sur entra la primavera, y viceversa.

Este miércoles 23 de septiembre a las 9 horas y 21 minutos (hora canaria) se produjo el fenómeno del ‘equinoccio’ con el que dio comienzo el otoño astronómico, una estación que durará 89 días y 20 horas que finalizará el 22 de diciembre, que es cuando comienza el invierno. Empezaremos a ver ya como las viñas, por ejemplo, cambian de color tras la vendimia…

El equinoccio de otoño se produce cuando la Tierra, en su giro alrededor del Sol, se sitúa en una posición determinada. Es el momento en que el Sol en su movimiento sobre la superficie terrestre alcanza la línea del Ecuador y los rayos solares caen en forma perpendicular sobre la Tierra, lo que origina que la luz del día tenga la misma duración que la noche, por eso se denomina equinoccio, palabra que proviene del término latín aequinoctium, que significa ‘noche igual’.

Esta es la época del año en que la longitud del día se acorta más rápidamente. Se notará tanto por las mañanas cuando amanece cada día un poco más tarde, como por las tardes cuando el sol se pone antes. En nuestra latitud, cada día es unos 3 minutos más corto que el anterior.

Al ser las noches cada vez más largas y los días cada vez más cortos a medida que avanza el otoño, desde el punto de vista meteorológico en nuestras latitudes el Polo Norte deja de recibir radiación solar, por lo que las temperaturas comienzan a descender y por tanto las masas de aire comienzan a enfriarse…Lo que genera frecuentes ‘borrascas’ e incursiones de aire frío que nos empiezan a afectar… y empezaremos a escuchar cómo aparecen ‘borrascas atlánticas’ que se forman y profundizan de forma muy rápida (fenómeno que se conoce como ‘ciclogénesis explosiva’), trayendo los primeros temporales.

El Día y la Noche (imagen 1)

EL ‘DUELO’ ENTRE EL DÍA Y LA NOCHE

Este miércoles 23 de septiembre el Sol se situó en paralelo con el Ecuador de la Tierra en su dirección hacia el hemisferio Sur, provocando que los rayos solares incidan en el globo terrestre de manera perpendicular y genere un día con las mismas horas de luz que de oscuridad. Es lo que se conoce como equinoccio de otoño. Por tanto, este es uno de esos días en los que la luz del día se bate en un ‘duelo’ con la oscuridad de la noche que a partir del día siguiente éste comienza a perder

El equinoccio de otoño puede darse en cuatro fechas distintas, que van del 21 al 24 de septiembre. A lo largo del siglo XXI el otoño se inicia en los días 22 y 23 de septiembre (fecha oficial española), siendo su comienzo más tempranero el del año 2096 y el más tardío el que se produjo en 2003.

El motivo por el que la fecha varía de un año a otro se debe al modelo de la secuencia de los años según nuestro calendario (ya que unos años son bisiestos y otros no) con la duración ‘real’ de cada órbita de la Tierra alrededor del Sol.

El inicio astronómico de cada estación viene dado, por convenio, como el instante en que la Tierra pasa por una determinada posición de su órbita alrededor del Sol. En el caso que nos ocupa, o sea el ‘otoño’, esta posición es la que se produce cuando el centro del Sol, visto desde la Tierra, cruza el Ecuador en su movimiento ‘aparente’ hacia el hemisferio Sur.

 Feliz Equinoccio de Otoño

LO QUE PROVOCA EL ‘EQUINOCCIO’ DE SEPTIEMBRE

A nivel del planeta, el hecho de producirse el ‘equinoccio’ del 23 de septiembre da lugar a los siguientes fenómenos:

  • En el polo Norte se pasa de un día de 6 meses de duración a una noche de 6 meses.
  • En el hemisferio Norte se pasa del verano al otoño; se llama el equinoccio de otoño.
  • En el hemisferio Sur se pasa del invierno a la primavera; se llama el equinoccio de primavera.
  • En el polo Sur, se pasa de una noche de 6 meses de duración a un día de 6 meses.