Se plantean el traslado a otro lugar del repostaje de fuel para el Aeropuerto Tenerife Sur ubicado en La Tejita

11 Dic, 2018 | Medio Ambiente, Reflexiones | 0 Comentarios

La tarde del 18 de enero del presente año fue detectado un derrame de queroseno en la Playa de La Tejita que obligó al cierre de la misma, un hecho sobre el que al día siguiente La Opinión de Tenerife, con el titular Una mancha de fuel del aeropuerto obliga a cerrar la playa de la Tejita’ y la entradilla ‘El Gobierno activa el Plan por Contaminación Marina ante la evolución del vertido. El derrame de queroseno provenía de una válvula mal cerrada’, dijo:

« Una mancha de fuel proveniente de una válvula mal cerrada de uno de los puntos de repostaje para dar combustible al aeropuerto de Tenerife Sur obligó ayer a cerrar la granadillera playa de La Tejita. La evolución del derrame, que alcanzó al Espacio Natural Protegido de Montaña Roja, forzó a la Consejería de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad del Gobierno de Canarias a activar el Plan Específico de Contingencias por Contaminación Marina Accidental de Canarias (Pecmar) ayer -sobre las 17:54 horas-. Aunque la fuga ya se ha localizado y sellado, la medida se mantendrá hasta que hoy un helicóptero del GES realice un vuelo de reconocimiento y confirme el estado del derrame.

La mancha, de unos 20 metros, que también obligó a activar el Plan Nacional de Contaminación Marina, fue sellada por los buzos de la empresa Cepsa -a la que pertenece los puntos de repostaje- a última hora de la tarde de ayer. Según informó tanto el Ejecutivo canario como Cepsa, el origen del derrame estaba en una fuga en uno de estos puntos de los barcos que suministran combustible al aeródromo sureño por la que se estaba vertiendo queroseno al mar.

No obstante, y aunque se ha solucionado la incidencia y comprobado que, efectivamente, la fuga no continúa vertiendo, retenes de Cepsa han permanecido durante toda la noche en la zona realizando labores de seguimiento.

Asimismo, recursos de Salvamento Marítimo realizaron ya desde ayer trabajos de dispersión del vertido y a primera hora de hoy un helicóptero del Grupo de Emergencias y Salvamento del Gobierno de Canarias (GES) volverá a sobrevolar la zona.

Con la información obtenida, si se confirma que ha cesado el escape de queroseno, la Consejería de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad del Gobierno de Canarias valorará nuevamente hoy la situación.

Por su parte, el Ayuntamiento de Granadilla de Abona, a través de la Concejalía de Seguridad y Emergencias, también activó en la tarde de ayer el Plan de Emergencia Municipal (PEMU) en fase de PRE alerta, por el vertido de combustible, que afectada a la popular playa de La Tejita. Como medida preventiva, el Consistorio sureño cerró al baño esta costa, una decisión que mantendrá hasta nuevo aviso.

La incidencia tuvo lugar sobre las 17:54 horas y, desde el primer momento, Salvamento Marítimo detectó que el problema se encontraba en uno de estos puntos de repostaje.

Según detalló el Gobierno de Canarias, para la actuación fueron activados recursos marítimos y aéreos de Salvamento Marítimo y GES, efectivos de Guardia Civil, Autoridad Portuaria, así como Policía Local, Protección Civil y Salvamento en playas de la localidad. »

Resultado de imagen de playa de la tejita

Tras este incidente y al haber ocurrido el mismo en un espacio protegido perteneciente a la Reserva Natural de Montaña Roja después de llevarse a cabo una de las operaciones que se realiza cada mes (a través de unas mangueras que se encuentran en el fondo marino muy cerca de la orilla de la playa de La Tejita) por parte de una embarcación con el objetivo de traspasar combustible al aeropuerto Tenerife Sur para suministro de los aviones, tanto el Gobierno de Canarias como el Ayuntamiento de Granadilla de Abona y la compañía Cepsa mostraron su predisposición por eliminar esta infraestructura y trasladarla a otro lugar con menos valor natural, como el Puerto de Granadilla, aclarando que sería un proyecto para el que tendrían que contar con el apoyo y la cofinanciación del Estado puesto que las actuaciones en el medio marino son competencia del Gobierno Central, mientras que las de tierra se la repartirían entre la administración nacional y las locales.

Por tanto, se trata de un proyecto bastante complejo en el que tendrían que participar desde el Estado (implicándose a su vez los diferentes ministerios con competencias) hasta el Ayuntamiento, pasando por el Gobierno de Canarias y el Cabildo de Tenerife.

Dicha infraestructura, compuesta por unas boyas situadas a escasos 50 metros de la orilla de la playa, unas mangueras y una estación de bombeo, que dispone de una capacidad para 3.000 metros cúbicos y está situada justo detrás de la urbanización de Sotavento, lleva 40 años (el mismo tiempo que también lleva operando el propio aeropuerto) enviando principalmente queroseno al aeropuerto Tenerife Sur que descargan al menos una vez al mes embarcaciones especiales de carga de combustible.

La Playa de la Tejita, en Granadilla, cerrada al baño por una mancha de fuel

Tanto desde el Gobierno de Canarias como desde el Ayuntamiento y Cepsa aclararon que aunque La Tejita no parezca el lugar más adecuado para realizar estas operaciones con combustible debido al valor natural del entorno, sin embargo, desde la puesta en marcha del servicio ésta ha sido la primera vez que la Consejería de Política Territorial y Seguridad del Gobierno de Canarias ha tenido que activar el Plan Específico de Contingencias por Contaminación Marina Accidental de Canarias (Pecmar).

Es decir, que la mancha de queroseno aparecida el pasado 18 de enero ha sido el único incidente reseñable que se ha producido desde que esta infraestructura de bombeo de combustible se puso en marcha hace 40 años.

En su momento, el concejal de Seguridad del Ayuntamiento, Jacobo Pérez, señaló que aunque evidentemente, este paraje no es un lugar idóneo para realizar este tipo de operaciones, sin embargo se llevan produciendo hace 40 años y afortunadamente no se ha dado todavía el caso de que hayan causado ningún daño a la Reserva Natural de Montaña Roja.

Por su parte, el director de Cepsa en Canarias, José Manuel Fernández-Sabugo, en unas declaraciones realizadas a Radio Club Tenerife, indicó que la compañía también estaría dispuesta a negociar un traslado, asegurando que aunque “estas operaciones llevan mucho tiempo haciéndose allí, las cosas han cambiado y en Cepsa siempre estamos dispuestos a hablar para mejorar”.

También fuentes de la Consejería de Política Territorial del Gobierno de Canarias manifestaron su disposición a sentarse con todas las partes y negociar un cambio en la ubicación de la infraestructura, aunque dejando claro que la principal competencia es del Estado.

Si todos están de acuerdo, ¿a qué esperan? ¿A que pase algo más irremediable? ¿Usted que opina?