‘La dislexia’, un problema que afecta entre el 10 y el 15% de la población infantil

15 Nov, 2018 | Educación, Sociedad | 0 Comentarios

Según la Asociación de Dislexia y Familia, ‘la dislexia’ es “un trastorno del aprendizaje de la lectoescritura, de carácter persistente y específico, que se da en niñ@s que no presentan ningún problema físico, psíquico ni sociocultural y cuyo origen parece derivar de una alteración del neurodesarrollo”.

Las personas disléxicas tienen dificultades para “recitar el alfabeto, denominar letras, realizar rimas simples y para analizar o clasificar los sonidos”. Asimismo, durante la lectura se producen “omisiones, sustituciones, distorsiones, inversiones o adicciones, lentitud, vacilaciones, problemas de seguimiento visual y déficit en la comprensión”.

Este trastorno impide a l@s niñ@s disléxic@s seguir el ritmo académico de sus compañer@s y tienen problemas a la hora de asimilar ciertas asignaturas, sobre todo si se basan en contenidos de lectoescritura. Además estas dificultades dan lugar a problemas de comprensión, de memoria a corto plazo y de léxico. También suelen confundir la derecha y la izquierda y la concepción espacio-tiempo.

Utilizando términos más técnicos, ‘la dislexia’ se define como la discapacidad del aprendizaje la cual afecta la fluidez o la precisión de comprensión en la lectura y puede manifestarse como una dificultad con la conciencia fonológica, la decodificación fonológica, la velocidad de procesamiento, la codificación ortográfica, la memoria auditiva a corto plazo, el conocimientos de idiomas, la comprensión verbal y/o la denominación rápida.

Hay tres subtipos cognitivos de dislexia: ‘auditiva’, ‘visual’ y ‘atencional’. A pesar de que se considera que es una discapacidad de aprendizaje basado en el lenguaje receptivo, la dislexia afecta también a las habilidades de lenguaje expresivo.

La mayoría de los adultos disléxicos pueden leer con buena comprensión, pero para muchos la dislexia imposibilita su comprensión correcta. El adulto disléxico tiende a leer más lento que los no disléxicos y siempre tienen problemas de ortografía..

Aunque convencionalmente el término ‘dislexia’ se aplica también a la dificultad para escribir correctamente, sin embargo en este caso el término médico apropiado a utilizar es el de ‘disgrafía’. ‘La dislexia’, en fin, es “una discapacidad de lectura que se produce cuando el cerebro no reconoce y por tanto no puede procesar correctamente ciertos símbolos”.

Causas, incidencia y factores de riesgo

La dislexia se produce cuando hay un problema en las áreas del cerebro que ayudan a interpretar el lenguaje. No es causada por problemas de visión. El trastorno es un problema de procesamiento de información específica que no interfiere con la capacidad para pensar o comprender ideas complejas. La mayoría de las personas con este trastorno tienen inteligencia normal, y muchas tienen inteligencia superior al promedio.

Como consecuencia de ‘la dislexia’, el denominado ‘Trastorno de Desarrollo de la Lectura’ (DRD) puede aparecer en combinación con el ‘Trastorno del Desarrollo de la Escritura’ y el ‘Trastorno del Desarrollo Aritmético’, pues todos ellos implican el uso de símbolos para transmitir información. Estos trastornos pueden aparecer solos o bien combinados entre ellos.

Del digital SPDnoticias.com reproducimos el siguiente artículo publicado el pasado día 12 con el título ‘Día mundial de la dislexia’:

« Existen un gran número de limitaciones cognitivas que pueden afectar el aprendizaje y la adaptación social de quien la padece. Este es el caso de la dislexia, un problema del aprendizaje donde existe una disparidad entre lo que se lee y lo que se aprende. Como muchas enfermedades de este tipo, es de suma importancia realizar un diagnóstico a tiempo para implementar las medidas que ayuden a mejorar los mecanismos de aprendizaje.

El día 8 de noviembre se instauró como el día de la dislexia para destacar la importancia del problema, ya que principalmente aqueja a niños y jóvenes que se encuentran en edad escolar. Se considera que la prevalencia de la dislexia depende del idioma que se hable y de la cultura. En niños y jóvenes que hablan español se ha identificado que la prevalencia va entre el 5 y 12%. Los problemas de lectura son los más frecuentes y de no atenderse traspasan a la vida adulta, con el consecuente problema de aprendizaje. No se ha estudiado con precisión, pero se calcula que la prevalencia de dislexia en la edad adulta puede ser del 4%.

Pero ¿qué es la dislexia? En términos muy generales, corresponde a un problema en el reconocimiento de las palabras escritas, lo que dificulta la lectura fluida de textos. También existen problemas consistentes con la ortografía y el razonamiento matemático. En otras palabras, quien la padece tiende a leer de forma “tropezada”, con múltiples pausas y dificultades en la comprensión del mensaje escrito. Los científicos expertos en el tema han observado que los pacientes tienden a evitar las lecturas, lo que a su vez dificulta el enriquecimiento de su vocabulario y hace que la diferencia entre ellos y la población promedio sea cada vez más grande. Cuando el niño o joven tiene que leer textos de mayor complejidad, se evidencian aun más sus limitaciones, lo que influye directamente en un abandono escolar.

Como es de suponerse, el escenario social al que se enfrenta alguien que padece dislexia es muy adverso, la presión emocional es alta generando estrés, ansiedad o hasta llegando a desarrollar depresión, además de contar con una baja autoestima. Otro aspecto de gran importancia es que los expertos han establecido que en la dislexia existe un componente hereditario, por lo que no es raro que el problema se vea encubierto en el entorno familiar.

Las causas de la dislexia son múltiples, sin embargo existe un sustrato neurológico y psicológico. La corteza cerebral (área de Broca) es donde se encuentran las neuronas que nos permiten realizar una lectura silenciosa y nombrar las palabras para su futura comprensión, por lo que al deteriorarse su funcionamiento existe una dificultad para comprender las palabras habladas y relacionarlas con su correspondiente representación escrita. En este contexto, no se trata de un problema de conducta o mala disposición del niño para aprender, se trata de un problema de origen neurológico que debe de ser atendido por un grupo de especialistas que desarrollen un programa oportuno y adecuado de estimulación y terapia. Limitar por cualquier causa el aprendizaje de los niños y jóvenes es condenarlos al fracaso intelectual. Una sociedad siempre debe de brindar las mejores oportunidades de educación y desarrollo, por lo que identificar la mayoría de los problemas que estén relacionados, son tareas obligadas a resolver. »

Del digital Noticia AL DÍA reproducimos este otro artículo de Luis Fernando Herrera publicado el pasado día 8 con el título ‘Así ven las personas con dislexia ¡El baile de las letras!’:

« Alteración en el orden de las letras, las silabas y las palabras hasta el colapso en la memoria operativa es parte de lo que ocasiona la dislexia en las personas

Hoy se celebra el ‘Día Mundial de la Dislexia’, el cual es un trastorno ocasionado por la disfunción entre las conexiones neuronales que impide la decodificación de los símbolos lingüísticos como cambiar el orden o confundir letras, silabas y hasta las palabras, que tristemente ocasiona que la memoria operativa colapse generando así el incumplimiento de varias actividades.

Las personas que sufren de dislexia pueden leer, pero deben concentrarse drásticamente porque ante sus ojos las letras van o saltan de un lado a otro. Sin embargo, esta no es la única consecuencia, pues hay quienes ven palabras o letras incompletas, invertidas y de costado o pueden tener dificultades para diferenciar caracteres específicos, tal como se muestra a continuación pulsando en el siguiente enlace:

http://geon.github.io/programming/2016/03/03/dsxyliea

También existen quienes no tienen dificultad en reconocer términos, sino que son incapaces de pronunciar esas palabras, mientras que otros padecen de dolor de cabeza cada vez que intentan leer.

¿A qué edad inicia la dislexia?

A partir de la edad preescolar comienza a manifestarse la dislexia y mientras más temprano sea tratado mayor serán las posibilidades de minimizar su incidencia, pues de lo contrario y a medida que los niños disléxicos crecen sin ser diagnosticados, aumenta el porcentaje de que presenten otras problemáticas, como la depresión, ansiedad y baja autoestima.

Por tratarse de un trastorno crónico, es imposible corregirlo de forma permanente, sin embargo, es posible fortalecer las redes neuronales debilitadas por la dislexia e implementar estrategias de pensamiento alternativas que le permitan a los disléxicos adaptarse al sistema educativo, desarrollarse y competir en igualdad de condiciones que quienes no padecen el trastorno.

Así lo han vivido algunos famosos

La dislexia puede afectar a cualquier persona por igual, y los famosos no escapan de ella, por eso he aquí algunas herramientas de algunos de ellos que la padecen:

Para mí es muy difícil leer los guiones, por lo que me baso en la memorización de las líneas de mis personajes. He desarrollado la perseverancia como resultado de mi experiencia con la dislexia. Nunca me he dado por vencido”, dijo el actor Patrick Dempsey sobre esta condición.

Tuve que entrenarme para centrar mi atención. Me puse muy visual y aprendí a crear imágenes mentales para comprender lo que leo”, es lo que asegura hacer Tom Cruise ante su dislexia. »

Otro interesante artículo del mismo digital y autor publicado también el pasado día 8 con motivo del ‘Día Mundial de la Dislexia’, titulado ‘Estas celebridades padecen de dislexia y así la han sobrellevado en sus carreras’, dice:

« No creerás todo lo que debieron hacer estos famosos para poder continuar con sus personajes y trabajos pese a la dislexia

La dislexia es una alteración en la capacidad lectora de las personas que la sufren que cambia el orden de las letras o sílabas. Sin embargo, son numerosas las personas que han logrado ser exitosas a pesar de esta dificultad y entre ellas muchas de las famosas que todos conocemos.

Keira Knightley

Keira Knightley fue diagnosticada con dislexia a la edad de 6 años, por lo que usó su amor por la actuación para motivarse a leer. Knightley hizo el trato con sus padres de que si ella practicaba leer todos los días accederían a contratarle un agente. La estrella de “Piratas del Caribe” cumplió con su parte del trato, usando los guiones cinematográficos para practicar la lectura. Y se convirtió en una de las actrices mejores pagadas de Hollywood.

Cher

La mítica y extravagante Cher tuvo problemas en la escuela porque sus dificultades de aprendizaje no fueron diagnosticadas, pues no supo que era disléxica hasta años más tarde. Ella no podía leer lo suficientemente rápido como para terminar toda la tarea. “La única manera en la que podía aprender era escuchando a los maestros en la clase”, escribió en su autobiografía The First Time. La dislexia no le impidió como actriz ganar un premio de la Academia, un Emmy y tres Globos de Oro y en su faceta de cantante un premio Grammy y cuatro Billboard Music.

Steven Spielberg

El maestro Steven Spielberg, legendario director de películas, fue diagnosticado con dislexia a sus 60 años. Los maestros de la escuela pensaban que era perezoso y fue acosado por sus compañeros de clases. Sin embargo estos problemas jugaron un papel en su profesión, pues hacer películas no sólo le permitió canalizar sus energías, sino que además sentirse marginado lo ayudó a coescribir ‘The Goonies’, una película taquillera sobre un grupo de amigos peculiares que tampoco se sentían aceptados en la escuela. Spielberg aseguró que cuando descubrió que tenía dislexia siendo ya un adulto fue como encontrar la última pista de un gran misterio que nunca compartió con nadie.

Whoopi Goldberg

Antes de que Whoopi Goldberg fuera diagnosticada con dislexia y supiera lo común que es esta dificultad de aprendizaje, los niños en la escuela la llamaban “tonta”. Su madre le decía que no les hiciera caso y que ella podía hacer cualquier cosa que se propusiera y así lo hizo, pues se convirtió en comediante y anfitriona de programas de televisión además de ser una entre una docena de personas que se ha ganado un premio Grammy, un premio de la Academia, un Emmy y un Tony. Ella considera que su capacidad para pensar diferente es un factor que la ayudó a ser exitosa.

Jamie Oliver

A pesar que el famoso chef Jamie Oliver ha construido un imperio con sus libros de cocina también tiene dislexia y una vez aseguró que no terminó de leer su primer libro hasta que tuvo 38 años, pues asevera que se aburre fácilmente, pero la secuela de ciencia ficción ‘The Hunger Games’ logró mantenerlo interesado.

Octavia Spencer

La ganadora del Oscar y un Globo de Oro, Octavia Spencer, también es una escritora de libros infantiles que conoce lo difícil que puede ser leer para algunos niños, eso es debido a que ella tiene dislexia. En repetidas ocasiones ha hecho memoria de lo asustada que estuvo cuando tenía que leer en voz alta en el salón de clases porque el miedo la paralizaba ya que invertía palabras y las omitía.

Anderson Cooper

El presentador de noticias Anderson Cooper no ha dejado que su dislexia se interponga en su camino al éxito. Tampoco permite que sus dificultades con la lectura sean un obstáculo en su pasión por los libros y la literatura. Su libro ‘Dispatches from the Edge: A Memoir of War, Disasters, and Survival’ estuvo en la lista de los más vendidos del New York Times.

También Marlon Brando, Orlando Bloom, Tom Cruise, Harrison Ford, Danny Glover, Dustin Hoffman, Sylvester Stalone, Liv Tyler, Johnny Depp y Keanu Reeves, además de Tommy Hilfiger, Leonardo Da Vinci y Pablo Picasso, son y fueron otros de los grandes famosos que también les tocó vivir con esta condición… »

EL ‘DÍA MUNDIAL DE LA DISLEXIA’ EN GRANADILLA DE ABONA

Con el objetivo de dar visibilidad a una situación que viven much@s menores y que crea desmotivación y un alto índice de fracaso escolar, el Ayuntamiento de Granadilla de Abona a través de la Concejalía de Educación conmemoró el pasado día 8 el ‘Día Mundial de la Dislexia’ bajo el lema ‘Descubre mi mundo’.

En el acto, que se desarrolló en el San Isidro Espacio Cívico (SIEC), entre otros miembros de la corporación municipal estuvieron presentes el Alcalde, José Domingo Regalado; el primer teniente alcalde, Marcos González; la concejal de Educación, Yanira González; además de la representante de la Asociación de Dislexia de Canarias (Dislecan), Milagros Machado, una representación de la comunidad educativa del municipio, miembros del Grupo de Atención a la Familias (GAF) y del taller del PFAE ‘Grupo de Jóvenes Granadilla Dinamiza’.

Tras la lectura de un manifiesto se emitió un documental en el que se abordaba este problema que afecta a tant@s niñ@s y que se desarrolla durante el aprendizaje del proceso de lecto-escritura, originando problemas en la comprensión, memoria a corto plazo o en las tareas del día a día.

También un grupo de alumnos del Centro de Enseñanza de Infantil y Primaria (CEIP) ‘Juan García Pérez’ participó en esta celebración y de forma práctica en los diversos talleres que se desarrollaron durante toda la mañana en las instalaciones del SIEC con el equipo del GAF y del taller del PFAE.

En su intervención, el Alcalde destacó la necesidad de que entre tod@s “aportemos nuestro granito de arena” para informar y poner en marcha mecanismos que den solución a una patología que afecta a un porcentaje de población infantil de entre el 10 y el 15% (en concreto, a 700.000 escolares en España).

Por su parte, Yanira González indicó que una gran parte de la sociedad desconoce este problema que causa un importante índice de fracaso escolar entre l@s menores afectad@s, debido a la desmotivación e incomprensión, “por lo que es necesario contar con la colaboración conjunta entre la escuela y la familia”.

Si los datos que se aportan son ciertos, en un aula de 30 alumn@s existe una media de 3 o 4 con problemas de dislexia.