La catástrofe del Convento de 1963, en el recuerdo

La catástrofe del Convento de 1963, en el recuerdo

El pasado 3 de febrero se cumplió el 54 aniversario de la catástrofe del Convento Franciscano de San Luis Obispo en la que fallecieron 24 personas y más de cien resultaron heridas, un acontecimiento que llegó a ocupar espacios preferentes en los medios informativos nacionales.

En memoria de dicho suceso se realizó un año más la correspondiente ofrenda floral, motivo por el que nosotros no queremos dejar pasar más tiempo sin rendirle nuestro correspondiente recuerdo que es el de tod@s l@s granadiller@s, por lo que en esta ocasión rescatamos el relato que sobre este suceso recogió la publicación que con el título ‘HISTORIAS DE CANARIAS. Memorias de un Archipiélago’ editó en noviembre de 2012 el ente público Radio Televisión Canaria, en el que da contenido a una selección cronológica de 100 reportajes que fueron emitidos por la Radio Pública, entre los que se encuentra este luctuoso acontecimiento ocurrido el 3 de febrero de 1963 en nuestro municipio.

Juan Carlos Mateu y María Doménech son los autores de la publicación, el primero en calidad de director de Canarias Radio la Autonómica cuando en 2008 le hizo a ésta el encargo de poner en marcha el programa ‘Historias De Canarias’, en cuyo prólogo el Director General de Radiotelevisión Canaria dice:

« …Una de las razones de ser del grupo RTVC es la defensa de la identidad y los valores de los hombres y mujeres de esta tierra, que con el paso de los años han ido moldeando la idiosincrasia de un pueblo único. Así, alumbramos “Historias de Canarias”, una enciclopedia de relatos, sonidos y emociones reconstruidos con rigor y profesionalidad. Un recorrido en el tiempo transitado por generaciones de canarios que se vieron en la necesidad de afrontar dificultades y calamidades, pero que, en algunos casos, también vivieron momentos de satisfacción relacionados mayoritariamente con el avance social del Archipiélago.

En los tiempos actuales, tener tiempo para parar el tiempo es un mérito que le reconocemos a CanariasRadio la Autonómica. Detener el reloj y escuchar el carrillón de la historia, sin descuidar un ápice las obligaciones del día a día, constituye un logro gracias a un trabajo metódico y bien hecho que, estamos seguros, los oyentes -y ahora lectores- sabrán agradecer. “Historias de Canarias” ha pretendido recuperar parte de la memoria de las Islas. Una labor de arqueología radiofónica que, dibujado el escenario de crisis económica, se ha basado en los recursos del esfuerzo y del talento. Sus resultados los hemos ido viendo – y escuchando- a lo largo de tres años en la Radio Pública de Canarias. Nos parecía que ese trabajo tan volátil difundido por las ondas debería tener reflejo en una versión escrita que pudiera servir como fuente de conocimiento y de entretenimiento. Pero, sobre todo, que ayudara a no olvidar nuestro pasado. Esa fue siempre nuestra modesta intención. Y éste, el resultado. Espero que lo disfruten. »

En la introducción de la publicación, Juan Carlos Mateu dice:

« …“Historias de Canarias” ha completado su tercer año en la antena de CanariasRadio la Autonómica. A lo largo de este tiempo nos hemos sumergido en las aguas del periodismo de investigación -un género, desgraciadamente, en claro retroceso- para rescatar más de un centenar de sucesos de toda índole. En este sentido, ha sido fundamental el trabajo intenso y riguroso de María Doménech, periodista conductora del programa, y la colaboración de historiadores, investigadores, cronistas municipales y numerosos oyentes que han aportado ideas y documentación de gran utilidad. José Felipe Pardellas, responsable de continuidad de la emisora, se ha encargado del resto y ha recreado el ambiente sonoro de cada historia, recuperando la esencia de la radio de toda la vida. La radio bien hecha.

Nos parece que entre las funciones de una radio pública está el cometido de cuidar la historia y proteger la memoria que con esfuerzo, sangre, sudor y lágrimas han ido escribiendo nuestros antepasados. Los resúmenes de los 100 reportajes que leerán a continuación reflejan una muestra de la huella de un pueblo y una tierra que han tenido que convivir con el sufrimiento y el infortunio, pero también, con el paso de los años, han sido testigos del avance social, económico, cultural, científico y deportivo de las Islas. Un territorio curtido en mil batallas, con grietas en su pasado aunque unido siempre en su destino. Estos episodios seleccionados recogen sucesos de todas las islas, individualmente y en conjunto, y queremos que signifiquen un reconocimiento a sus protagonistas y a los testigos que los vivieron. Les proponemos un viaje al pasado, lejano y reciente, que ojalá sirva para agrandar la caligrafía de la historia que está por escribir en el futuro. »

Y María Doménech dice:

« “Historias de Canarias” comienza en noviembre del año 2008. En esa fecha, el director de CanariasRadio la Autonómica, Juan Carlos Mateu, pone en mis manos el reto de contar a diario un hecho, un acontecimiento relacionado con nuestras Islas. Reconozco que, al principio, este proyecto me dio vértigo y en mi cabeza era impensable encontrar una historia diaria que ofrecer a los oyentes. Pero pronto el vértigo se tradujo en aventura y las historias florecían en los archivos, en los recortes de prensa, en las revistas antiguas, a través de Internet y cómo no, en la memoria…

…Contactar con muchos de los protagonistas de estas historias era nuestro objetivo, encontrarlos al otro lado del teléfono, una satisfacción, y conseguir que nos contaran en primera persona sus vivencias, nuestra principal meta. Hemos encontrado a personas dispuestas a hablar y a recordar, décadas después, hechos que un día protagonizaron. Algunos de ellos, difíciles de compartir, pero en su día fueron noticia y hoy son historia. En esta labor de investigación ha sido crucial el papel de los cronistas, de los historiadores, de los periodistas, sobre todo, en aquellos hechos remotos que han trascendido en el tiempo pero cuyos protagonistas ya no se encuentran entre nosotros.

Hambre, epidemias, sequías, emigración, navegantes, exploradores, científicos, fenómenos naturales, tragedias, hazañas, visitas ilustres, hombres y mujeres de la cultura de nuestras Islas, anónimos, conocidos y, ante todo, personas. Así se traza la Historia de un pueblo escrita por su gente. Así hemos construido “Historias de Canarias”.

Adentrarnos en este libro supondrá reconocernos en lo que fuimos, somos y seremos. Espero que lo disfruten y contribuyan con su lectura a fomentar la memoria de nuestro Archipiélago. »

A continuación damos paso al relato del suceso al que rendimos recuerdo desarrollado por María Doménech y que, con el título24 muertos al desplomarse un antiguo convento en Granadilla’, dice:

« El domingo 3 de febrero de 1963 el municipio de Granadilla de Abona (Tenerife), que había despertado con un temporal de viento y lluvia, sufriría una catástrofe que ocuparía las primeras páginas de los periódicos nacionales. Alrededor de mil personas se habían congregado desde primera hora en las instalaciones del antiguo convento franciscano de San Luis Obispo para obtener o renovar el Documento Nacional de Identidad, un trámite para el que se había desplazado expresamente desde Madrid un equipo de funcionarios.

Pasaban unos minutos de las dos y media de la tarde cuando, de pronto, se produjo el desplome del ala derecha del edificio, construido en el siglo XVII y reconvertido en dependencias del Ayuntamiento y en juzgado de partido. Murieron 24 personas (17 mujeres, cinco hombres y dos niños) y más de un centenar resultaron heridas. Todos los fallecidos eran de la comarca sur de la Isla, mayoritariamente de Granadilla y Los Cristianos.

Emiliano Guillén Rodríguez, cronista oficial del municipio, recuerda que el derrumbamiento del corredor superior del antiguo convento, donde estaban instaladas las mesas para atender a los usuarios, desató el pánico entre los vecinos que aguardaban su turno. La caída de la estructura al patio interior produjo una desesperada huida que, además, complicó el cierre parcial de las puertas del inmueble por la avalancha humana. La mayoría de las víctimas fallecieron por asfixia y aplastamiento en el descansillo de la escalera que daba acceso a la calle.

Según el cronista, la actuación del policía municipal Carlos Rodríguez, que logró reabrir una de las hojas de la gran puerta de madera, evitó una tragedia mayor. En los primeros instantes, algunos supervivientes asociaron el desplome con un movimiento sísmico. La isla de Tenerife se volcó. El pueblo de Granadilla, cuyo censo apenas superaba los 7.000 habitantes, ofreció sus casas, ropas y mantas para auxiliar a los heridos. Llegaron médicos desde toda la isla. A pesar de las adversas condiciones meteorológicas, un DC- 3 de la compañía Tassa, con el gobernador civil, un médico, un practicante y el responsable del aeropuerto de Los Rodeos, pudo aterrizar en el aeródromo del Médano, que había sido inaugurado en septiembre del año anterior.

El Ayuntamiento celebró una sesión extraordinaria y acordó la concesión de un donativo de 50.000 pesetas a las familias de las víctimas. Con la impresionante estampa de los féretros alineados en la Parroquia de San Antonio de Padua, se celebró el sepelio oficiado por el obispo Franco Cascón y presidido por el capitán general de Canarias, Héctor Vázquez. »

 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.