La campaña ‘Juega limpio con tu perro, que no te saquen tarjeta roja’

17 Jun, 2016 | Ayuntamiento, Educación, Sociedad | 0 Comentarios

Uno de los principales problemas de la limpieza viaria es el de los excrementos, por lo que con esta campaña se quiere propiciar una mayor responsabilidad y civismo por parte de la ciudadanía que tiene animales de compañía. Aquel que no cumpla con las medidas y la ordenanza municipal al respecto, será multado con una cantidad de entre 30 y 100 euros”, manifestó el presidente de la empresa pública Servicios Municipales de Granadilla (Sermugran) y Primer Teniente de Alcalde, Juan Rodríguez Bello, respecto de la campaña denominada ‘Juega limpio con tu perro, que no te saquen tarjeta roja’.

Mediante dicha campaña, promovida por el Ayuntamiento de Granadilla de Abona a través de Sermugran y que entró en vigor de forma indefinida a partir del acto de presentación que tuvo lugar a principios del pasado mes en el Convento Franciscano de San Luis (en el que, además del presidente, estuvieron presentes la concejal y vicepresidenta de Sermugran, María Soledad Díaz Melián, y el gerente Juan Manuel Plasencia), se pretende combatir los excrementos de animales en las calles de nuestro municipio y concienciar e implicar a la ciudadanía en la limpieza del mismo.

Según indicó el gerente, se han elaborado folletos, carteles y más de 100.000 bolsas para ser utilizadas como depósitos de las heces de los animales, que están siendo repartidos por los barrenderos y el personal de limpieza de Sermugran, encontrándose también disponibles en los centros públicos y establecimientos comerciales.

La concejal Soledad Díaz dijo que “existe un gran grave problema, sobre todo, en la zona costera, y que si no colaboramos entre todos, difícilmente se va a solucionar”. Por ello, resaltó, “es que se lanza esta campaña cercana y de concienciación de la ciudadanía, facilitándoles la tarea con el reparto de las bolsas”.

Sermugran (logotipo 2))

En cuanto a los folletos, contienen mensajes como que el hecho de tener una mascota es una importante responsabilidad, que hay que cuidarla, educarla y hacer que viva cómodamente, incidiendo especialmente en el mensaje de que es el dueño el único responsable de los excrementos del perro y que, si no contribuye a ello, no tiene derecho a exigir que las calles estén limpias.

Existe una imagen identificativa de la campaña en comercios y edificios públicos que permite a l@s ciudadan@s localizar las bolsas de forma fácil, insistiéndose desde el Ayuntamiento en la importancia que tiene la implicación y la colaboración de la ciudadanía para que, entre tod@s y por el bien de tod@s, contribuyamos en tener un municipio más limpio y libre de excrementos.