El problema de la fétida charca de aguas residuales en el Polígono Industrial de Granadilla de Abona que denunciada en 2012 aún permanece sin resolverse

24 Jun, 2020 | Medio Ambiente | 0 Comentarios

El pasado 12 de enero el digital Planeta Canario, con el titular ‘Una laguna nauseabunda de aguas residuales en la costa del polígono industrial de Granadilla’, publicaba la siguiente información desarrollada por el periodista Vicente Pérez:

« Los problemas para gestionar las aguas residuales en Tenerife, y en Canarias en general, ya son consabidos. En 2018 se conoció el último censo oficial, elaborado por el Gobierno autonómico, que inventarió en todo el Archipiélago 394 puntos de vertido en el litoral, repartidos casi al 50% entre ambas provincias (48,22% en Las Palmas y 51,78% en Santa Cruz de Tenerife). De ellos, un 70,56% (278 vertidos) no estaban autorizados.

Uno de los vertidos más llamativos que existen en la actualidad en Tenerife se encuentra en el polígono industrial de Granadilla, junto a una vía costera, a unas decenas de metros del mar. Allí, entre cañaverales y aves muertas, continúa fluyendo un riachuelo de aguas fétidas, que desde hace años forma una gran charca, prácticamente una laguna, pestilente y nauseabunda.

Este foco de insalubridad ya en 2017 lo puso en conocimiento del Seprona el Foro Canario contra la Incineración, que durante los últimos años en su blog y en Youtube divulgó imágenes de este inmenso charco de aguas negras, sin que los denunciantes tengan noticias a día de hoy sobre qué suerte tuvo su denuncia. Lo que sí han constatado es que el vertido suma y sigue, con consecuencias sobre el medio ambiente del lugar que saltan a la vista, como muestra el vídeo de PLANETA CANARIO que ilustra esta información. Ya desde 2012 el Foro contra la Incineración denunció en Youtube vídeos de vertidos de tierra al mar en este polígono industrial. »

Para acceder al vídeo que se menciona en el artículo, pulsar en el siguiente enlace:

https://www.youtube.com/watch?v=TbzBL_YmXZo

Portada - Planeta Canario : Diario digital hecho en Canarias

El día siguiente, con el titular ’19 años en trámite la depuradora que acabará con vertidos irregulares en el polígono industrial de Granadilla’, el mismo medio desarrollaba más esta información publicando lo siguiente:

« Uno de los polígonos industriales más importantes de Canarias carece de sistema completado para gestionar sus aguas residuales. El Ayuntamiento de Granadilla ha informado a PLANETA CANARIO de que ya está en licitación la contratación de las obras del proyecto constructivo de finalización de la conducción de estos líquidos de desecho y nueva estación depuradora de aguas residuales (EDARI), con el fin de poner en marcha un sistema de saneamiento, depuración y vertido, que lleva en trámite administrativo desde 2001, es decir, 19 años.

Tras publicar este periódico la inmensa charca de aguas residuales que se ha formado con vertidos de este polígono en la costa del municipio tinerfeño, con solo una carretera por medio entre este foco fétido y el mar, el gobierno municipal de Granadilla asegura que espera «solventar lo antes posible» este problema y que «en breve se van a hacer actuaciones en la zona». El riachuelo pestilente y la laguna que se ha formado están a cielo abierto, sin control alguno, sin vallado de seguridad, junto a una vía costera del polígono y en unas condiciones que saltan a la vista que no pueden tener autorización, aunque lleva así años (ya en 2017 lo denunció ante el Seprona el Foro Canario contra la Incineración de Residuos, sin que los denunciantes sepan qué suerte corrió esa denuncia).

La zona industrial la gestiona una sociedad pública con un consejo de administración en el que el Ayuntamiento es copartícipe, con el 10% de las acciones. El resto de socios son el Cabildo Insular de Tenerife, con el 40%; el Gobierno de Canarias, con otro 40 %, y SEPES Entidad Pública Empresarial de Suelo, con el 10 %.

La futura EDARI depurará las aguas procedentes de la mayor parte del Polígono Industrial de Granadilla, así como las procedentes del puerto industrial y del sector de DISA, sustituyendo una fosa séptica y un pozo absorbente, aunque los efluentes mostrados por PLANETA CANARIO no van a ese vertido controlado al subsuelo. La obra prevista contempla la conducción del desagüe hasta el emisario submarino que se apoya en el nuevo muelle del Puerto de Granadilla.

Vertidos incontrolados de aguas fecales en el Polígono Industrial ...

Desde la Consejería de Transición Ecológica y Lucha contra el Cambio Climático del Gobierno canario se asegura que este vertido no figura en el censo oficial de vertidos de tierra al mar, pese a estar en plena costa. En este caso, según fuentes de este organismo autonómico, el control y seguimiento de este vertido correspondería al Consejo Insular de Aguas. La Consejería expone a PLANETA CANARIO que le compete en vertidos el dominio público marítimo terrestres, es decir, el mar y entre 10 y 15 metros de la costa hacia dentro (dependiendo de la zona). PLANETA CANARIO ha solicitado al Cabildo su versión sobre este impactante vertido, pero no ha recibido respuesta.

El informe de impacto ambiental del proyecto de finalización de conducción de desagüe y nueva EDARI se publicó en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) el 20 de febrero de 2019, y determinó que no tiene efectos significativos sobre el medio ambiente, por lo que no se sometió al procedimiento de evaluación ordinaria, siempre y cuando se cumplan las condiciones, medidas protectoras correctoras y compensatorias, la principal de las cuales es la instalación de paneles fotovoltaicos en las cubiertas de la futura instalación, para reducir la dependencia de consumo de energía generada con combustibles que generen gases que producen efecto invernadero.

En el documento publicado en el BOP por el Cabildo de Tenerife, a través de su Servicio Administrativo de Medio Ambiente, se deja constancia de que el proyecto principal lleva tanto tiempo en trámite que tiene que adaptarse a la nueva normativa de calidad ambiental, a las mejoras que ha experimentado la tecnología de depuración y vertido, y nuevos criterios de menor impacto desde la perspectiva del cambio climático.

En un ya lejano noviembre de 2001 comenzó todo: la Sociedad Polígono Industrial de Granadilla S.A. solicitó a la Viceconsejería de Medio Ambiente del Gobierno de Canarias la autorización de vertido desde tierra a mar relativa al proyecto de emisario submarino y tratamiento previo en esta área industrial. A raíz de dicha solicitud la Viceconsejería comunicó al promotor la necesidad de acometer la evaluación ambiental del proyecto con carácter previo al otorgamiento de la autorización de vertido.

19 años en trámite la depuradora que acabará con vertidos ...

En la declaración de impacto ambiental emitida en su día se puso de manifiesto que el trazado del emisario submarino había sufrido modificaciones respecto al trazado del proyecto inicial, así como otra serie de consideraciones. Como consecuencia de estos cambios, la Viceconsejería exigió al promotor solicitar nuevamente la autorización de vertido desde tierra a mar, acompañada del proyecto técnico modificado.

A tales efectos en 2010 se presentó una separata del proyecto, con la ubicación de la estación depuradora fuera de los suelos de reserva portuaria y la adaptación del trazado y sección tipo del emisario submarino a los condicionantes marcados en la declaración de impacto ambiental.

Con dicha documentación y el proyecto original se procedió de nuevo a la solicitud de la autorización de vertido desde tierra al mar y la concesión para la ocupación de terrenos de dominio público marítimo-terrestre, mediante escrito remitido por la sociedad pública promotora a la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar en junio de 2010.

Durante la tramitación del expediente para el otorgamiento de la concesión de ocupación de terrenos de dominio público marítimo terrestre se puso de relieve que parte del trazado del emisario terrestre discurría por terrenos que cuenta con una concesión de ocupación de dominio público marítimo terrestre a favor de la entidad UNELCO ENDESA. Este escenario, según se detalla en el documento del BOP, «planteó unas notables dificultades de encaje jurídico-administrativo para la implantación de la solución de trazado inicialmente propuesta para la conducción de vertido».

Se redactó entonces una nueva separata de modificación del trazado del emisario submarino, con un informe ambiental complementario relativo a dicho proyecto modificado. «Si bien hasta la fecha no se ha obtenido información al respecto de dicha documentación», dejaba constancia el Servicio insular de Medio Ambiente en febrero de 2020.

Una laguna nauseabunda de aguas residuales en la costa del ...

En julio de 2011 concluyó la ejecución de la primera fase de las obras proyectadas, la cual consistió en el acceso y urbanización de la parcela de la EDARI, así como el tendido de la conducción del emisario submarino en gran parte de su tramo terrestre, «no pudiéndose concluir en su totalidad por la problemática descrita».

En el caso de la conducción de desagüe vinculada a la EDARI proyectada, el tramo existente, de aproximadamente 1.666 metros de longitud, discurre desde la parcela principal seleccionada a través de la vía del Eje-31 del polígono. El nuevo tramo por ejecutar partirá del punto final del tramo existente, con una conducción que pasará por terrenos de dominio portuario hasta el arranque del dique exterior existente del puerto de Granadilla, traspasando la obra de abrigo en el ámbito de unión entre las alineaciones 1 y 2 del dique para posteriormente discurrir sobre el lecho marino sobre muertos de anclaje de hormigón hasta el punto de vertido ubicado a 34,5 metros de profundidad bajo el océano.

La principal fuente de residuos que quedará una vez entre en funcionamiento la depuradora, la generación de fangos o lodos derivada del proceso de depuración biológica, según los datos de la documentación técnica, se estima en una cantidad de fangos antes de entrar al secado solar de 597 toneladas/año y tras el proceso de secado se generarán 164 tn/año de fangos desecados con un 80 % de sequedad media. El destino final de estos fangos será el Complejo Ambiental de Tenerife.

Las instalaciones previstas se sitúan en el frente de la franja litoral del municipio de Granadilla de Abona, aguas abajo de la autopista TF-1 e integradas, tanto en el polígono industrial, en el caso de la nueva EDARI y el tramo terrestre de la conducción de desagüe ya ejecutada, como en el puerto de Granadilla, anejo al primero. »

Cs Granadilla Abona (@CsGranadilla) | Twitter

Ya el 20 de septiembre de 2017 Ciudadanos Cs Granadilla denunciaba públicamente este asunto a través de su concejal Arquipo Quintero, que se encargaron de difundir algunos medios informativos como Canarias Noticias que, con el titular Ciudadanos denuncia vertidos “incontrolados” de aguas fecales en el Polígono Industrial de Granadilla de Abona’, publicaba:

« Ciudadanos (Cs) ha denunciado este miércoles “la existencia de vertidos incontrolados de aguas fecales en el Polígono Industrial de Granadilla de Abona”. Así lo ha manifestado el portavoz de Cs en el consistorio granadillero, Arquipo Quintero, quien se ha trasladado a la zona después de “conocer a través de los vecinos la presencia de dichas aguas residuales”.

En este sentido, Quintero ha explicado que “el vertido se lleva produciendo desde hace varios días”, y ha asegurado que “la gran cantidad de aguas sucias que se encuentran en el Polígono van acompañadas de un olor insoportable”.

El concejal de Cs ha lamentado que “la depuración de aguas en Granadilla es prácticamente nula”, y se ha mostrado crítico con “la falta de responsabilidad del gobierno municipal en este asunto”, por lo que le ha exigido “explicaciones sobre el origen del vertido”, ya que “no se tiene conocimiento de que las canalizaciones existentes en el recinto estén conectadas con ninguna de las redes fecales que discurren por el municipio”.

Una vez más se asiste a un vertido contaminante en Granadilla sin conocer su procedencia”, y sin que “el ayuntamiento ofrezca ningún tipo de información que permita tener seguridad acerca del correcto funcionamiento de las redes de saneamiento”, ha denunciado Quintero.

Por todo ello, y porque “no se puede jugar con la salud de los ciudadanos ni con la imagen de las costas del municipio”, el edil ha instado al equipo de gobierno a “cumplir con su obligación respecto a la depuración de aguas residuales y que tome las medidas oportunas para solucionar este asunto en la mayor brevedad posible”. »

Noticias | SUP Canarias

Por su parte, el pasado 21 de marzo y con el titular Tres años después, persiste el vertido de aguas residuales en el Polígono’, ELDÍA.es publicaba el siguiente artículo realizado por Juan Antonio Medina:

« En el Polígono Industrial de Granadilla de Abona persisten los vertidos que llegaron a formar una laguna a escasa distancia del mar. Es el producto de muchos años de escasa o nula atención a este problema, si bien fue en 2017 cuando el asunto llegó al Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona). Fue el colectivo Foro Canario contra la Incineración el que puso en conocimiento de este departamento de la Guardia Civil la existencia de este vertido de aguas insalubres. Pero su origen data del ejercicio de 2012.

En abril de ese año, en plena Semana Santa, el Foro contra la Incineración ya denunció y documentó (con imágenes y vídeo) que “un grupo de campistas se vio rodeado, en cuestión de minutos, por aguas residuales altamente pestilentes en el Polígono Industrial de Granadilla”. Una denuncia pública que este colectivo volvió a exponer en 2014 ante la evidencia de que se estaba formando lo que este año es una laguna pestilente.

Se trata de un espacio de más de mil metros cuadrados en los que fluye un “riachuelo” formando una charca en torno a la cual nació un cañaveral y que se convirtió en un punto de descanso de aves migratorias, muchos de cuyos ejemplares nunca pudieron abandonar el lugar.

La solución a la que apuntan todos, autoridades y colectivos sociales y ecologistas, es la estación depuradora de aguas residuales industriales (EDARI). Actualmente, el Proyecto de finalización de conducción de desagüe y nueva EDARI Granadilla de Abona cuenta con informe de impacto ambiental, con algunos condicionantes subsanables.

Una laguna nauseabunda de aguas residuales en la costa del ...

La gestión municipal

Desde el gobierno municipal de Granadilla de Abona se informa de que han mantenido reuniones con el Consejo Insular de Aguas de Tenerife (CIATF) y con la Consejería de Desarrollo Sostenible para buscar una solución. En ese sentido, las autoridades municipales aseguran que han enviado una propuesta consistente en “realizar un pozo filtrante para depurar las aguas de ese estanque”, una infraestructura que sería ejecutada cuando disponga de la preceptiva autorización. Previamente, se dispondrá de “una depuradora provisional” para tratar esas aguas antes del filtrado al pozo.

Marcos José González Alonso (PP) es el concejal responsable de Servicios Generales y Medio Ambiente, departamento desde el que “se está a la espera de las autorizaciones pertinentes por el Consejo Insular de Aguas”. Pero en este asunto, como en el resto, la situación de crisis sanitaria generada por el coronavirus obliga a que el procedimiento en curso haya sido paralizado.

“La obra definitiva llegará cuando finalice la depuradora de aguas residuales industriales del Polígono de Granadilla de Abona, cuyas obras se encuentran ya en proceso de licitación”.

Objetivo de la EDARI

Se trata de una construcción cuyo servicio es depurar las aguas procedentes de la mayor parte del Polígono Industrial de Granadilla, así como las procedentes del puerto situado junto a este complejo y del llamado Sector DISA, en la misma área industrial. Esa infraestructura sustituirá al pozo absorbente actualmente en uso. Asimismo, se trata de completar la conducción de desagüe hasta el emisario submarino que se apoya en el nuevo muelle del puerto de Granadilla.

Llama la atención que esta laguna pestilente no figura en el censo oficial de vertidos de tierra al mar de la Consejería de Transición Ecológica y Lucha contra el Cambio Climático del Gobierno de Canarias. De hecho, el órgano encargado de su control y seguimiento es el Consejo Insular de Aguas de Tenerife (CIATF). »

Ciudadanos denuncia vertidos “incontrolados” de aguas fecales en ...

Si desea profundizar con detalle en los engorrosos trámites administrativos llevados a cabo hasta la fecha, a pesar de los cuales aún no se ha resuelto el problema, le remitimos a los siguientes expedientes:

1) Resolución de 9 de mayo de 2008 de la Dirección General de Calidad Ambiental, por la que se hace público el Acuerdo de la Comisión de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente de Canarias, de 3 de abril de 2008, relativo a la aprobación de la Declaración de Impacto Ambiental del Proyecto denominado Emisario Submarino y Tratamiento Previo de Aguas Residuales del Polígono Industrial de Granadilla, término municipal de Granadilla de Abona, Tenerife, promovido por Polígono Industrial de Granadilla, S.A.- Expte. Nº 2007/1522. Acceder pulsando en el siguiente enlace:

http://www.gobiernodecanarias.org/boc/2008/144/008.html

2) ANUNCIO del 20 de febrero de 2019 por el que el Servicio Administrativo de Medio Ambiente dependiente del Área de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Seguridad hace público el Informe de Impacto Ambiental del “Proyecto de finalización de conducción de desagüe y nueva estación depuradora de aguas residuales industriales (EDARI) término municupal de Granadilla de Abona”. Acceder pulsando en el siguiente enlace:

https://www.tenerife.es/portalcabtfe/images/articulos/CEAT/Anuncio_BOP_20-02-2019.pdf