El ‘nacionalismo’ de la ex-alcaldesa Carmen Nieves Gaspar Rivero

El ‘nacionalismo’ de la ex-alcaldesa Carmen Nieves Gaspar Rivero

La ex-alcaldesa de Granadilla de Abona, Carmen Nieves Gaspar Rivero, que liderara el gobierno municipal durante la legislatura 2007-2011 mediante un pacto tripartito entre CC (al que ésta pertenecía), PP y Sí se Puede -que a la siguiente cita electoral renunció a su acta de concejal electa al fracasar en su intento de repetir como Alcaldesa o, al menos, de reeditar el pacto-, es asidua colaboradora del periódico Tenerife Sur Ahora en cuya sección de Opinión participa desde sus inicios. En su momento Carmen Nieves se despidió de Coalición Canaria para fichar por Nueva Canarias, siendo llamada a finales del pasado año por el actual Vicepresidente del Gobierno de Canarias, Román Rodríguez, para que se hiciera cargo de la Dirección General de Relaciones Institucionales de la Vicepresidencia del Gobierno de Canarias, cargo que actualmente ocupa.

En una de sus habituales colaboraciones con el citado periódico, concretamente en la edición de noviembre de 2015, a través de un artículo titulado ‘Por qué soy nacionalista canaria’ la ex-alcaldesa dio a conocer su visión sobre esta ideología con la que se define políticamente y que rescatamos por su interés a modo de ‘reflexión’ para nuestr@s lectores-as.

Decía Carmen Nieves en su artículo de ‘opinión’:

« “Think Global, Act Local (Piensa en global, actúa en local)”, Patrick Geddes, biólogo, botánico, urbanista y activista escocés (1854-1932)

Escucho con frecuencia que los nacionalismos son insolidarios, arcaicos y propios de gentes poco viajadas e ignorantes con una visión pueblerina del mundo y desterrados de las mentes cultivadas; también se dice que se mueven, exclusivamente, por intereses crematísticos, buscando un trato preferente en la necesaria relación con el Estado Central. Sin embargo, muchos de los que lo dicen no son otra cosa que nacionalistas españoles.

Cabildo Insular de La Palma - Grupo Coalición Canaria

Otros centran la idea nacionalista Canaria en rememorar cómo el Imperio español masacró, esclavizó y expolió a los habitantes nativos canarios durante la Conquista, hecho incontestable. Aún así, no es menos cierto que ésa es la triste Historia de la humanidad, pueblos que conquistan a otros, que los expolian, que los aniquilan.

Por mi parte, desde el respeto a quienes piensan de otra manera, creo que la “canariedad” no es una cuestión de RH, ni de pureza de raza y estirpe, ni siquiera de haber nacido en Canarias; contrariamente, desde el mestizaje que mantenemos, tiene mucho más que ver con sentirse parte de esta tierra, con amarla y protegerla, con intentar conseguir lo mejor para sus actuales habitantes, y con exigir que se nos respete como Pueblo, conociendo y reconociendo nuestra Historia, preservando lo propio, pero también sin centrar nuestras aspiraciones en “vengar” agravios pasados.

Esta idea quizás no sea compartida y ni siquiera entendida por un español de Madrid, de Burgos o incluso por canarios, pero tengo la convicción de que el nacionalismo, cuando no se confunde con ideas subyacentes que prediquen superioridad respecto de otros, cuando no busca un trato preferente, irrazonable e injusto con relación a los demás, es consustancial al ser humano, dado que todos intentamos proteger nuestra familia, nuestra comunidad, en definitiva nuestra “tribu”, que es la que conforman los congéneres más próximos y por los que sentimos más cercanía.

Sin haber recorrido el mundo como Magallanes, sí he tenido la suerte de conocer otros pueblos de España y de otras latitudes, pero confieso abiertamente que tengo más apego por Canarias y por sus gentes; porque es mi Tierra y mi Patria, porque nací y vivo aquí, y porque pretendo que las próximas generaciones tengan la oportunidad de hacerlo. Y quizás quienes han sido o son emigrantes canarios, bastante viajados, son quienes mejor saben que nunca se ama tanto a la tierra como cuando están fuera de ella.

Carmen Nieves Gaspar Rivero 1 |

Y porque también conozco mis muchas limitaciones, entre ellas, mi incapacidad de actuación en lugares más alejados, me ocupo y me preocupo por la mejora de mi entorno más próximo, mi municipio, mi comarca, mi isla y mi Nación, Canarias; y por supuesto, me preocupa España y sus naciones, porque es el Estado al que jurídicamente pertenezco.

Yo tengo la opinión de que los nacionalismos solo tienen justificación cuando se forma parte de una comunidad de pueblos; por ello, cuando se habla del nacionalismo canario, el mismo debe ser entendido desde la pertenencia de Canarias a un Estado, que los avatares de la Historia quisieron que fuera el español.

Sin embargo, se da la curiosa circunstancia de que la mayoría de los canarios, a día de hoy, no pretenden la independencia de Canarias ni rechazan el Estado español, pero tampoco tienen un sentimiento de apego a España como pueden tener ciudadanos de otros pueblos peninsulares. Y me incluyo dentro de los que piensan y sienten así.

Yo soy y me siento canaria, para lo cual no necesito enfrentarme a ningún otro pueblo de España, ni del mundo, porque la defensa de Canarias no debe ser ejercida contra nadie, ni mucho menos conducirnos a hostilidades estériles e innecesarias; muy al contrario, nuestra identidad se fortalece y complementa en cohabitación con otros pueblos y otras gentes.

Fuerteventura.- Nueva Canarias escuchará a todos los partidos de ...

Sin embargo, esta defensa conlleva también una actitud contundente y firme, en pro de los irrenunciables y justos derechos de los canarios, donde se toman las decisiones que nos afectan, en España y cada vez más, en Europa, mientras esperamos que se decidan determinados temas que nos atañen, desde nuestra propia tierra.

Y a la vez, desde el respeto y la solidaridad hacia todos los pueblos, sigo sintiendo que “soy del mundo, pero desde aquí”, dando cobertura al solidario principio “piensa globalmente, actúa localmente”, porque ésa es la base en la que se asienta mi idea del nacionalismo canario.

Por ello, pensando en el Mundo, en Europa y en España, actúo como nacionalista canaria desde la Nivariense y Chasnera Granadilla, mi lugar en el mundo. »

 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.