‘Cuentos en Clave de Sol’ este sábado en El Médano

12 Oct, 2017 | Actividades, Ayuntamiento, Cultura | 0 Comentarios

La Concejalía de Cultura invita a ‘Cuentos en Clave de Sol’, una sesión de música y cuentos para el público familiar (más de 3 años) a cargo de Laura Escuela que se celebra este sábado 14 de octubre, a las 18:00 horas, en el edificio multifuncional M3 de El Médano con entrada libre hasta completar aforo.

Las historias de ‘Cuentos en Clave de Sol’ pueden ser cuentos tradicionales, de autor o de invención propia que son contadas, en su mayoría, con álbumes ilustrados u objetos y, entre cuento y cuento, las historias van hiladas con la música de diferentes instrumentos: ukelele, campanas, acordeón, melódica o arpa. La melodía de esos instrumentos dicta el humor de la historia, contextualiza la escena y crea la atmósfera antes de que el cuento comience, durante la historia y, en ocasiones, una vez termina.

Laura Escuela, maestra de educación infantil y psicopedagoga, mediadora y especialista en animación y promoción lectoras, es una de las más reconocidas figuras de la narración oral en el ámbito canario. Respecto a ‘Cuentos en Clave de Sol’, dice ésta en su blog:

« Aunar narración oral y música es despertar ritmos, desplegar melodías, amplificar emociones. Es partir de dos artes diferentes y complementarlas para que el acto narrativo llegue con fuerza al público.

Una de las sesiones de cuentos creadas en mi repertorio que mejor funciona con público infantil son los CUENTOS EN CLAVE DE SOL. Una sesión que aúna la narración oral de libros álbum o cuentos tradicionales utilizando diferentes instrumentos musicales. Esta sesión está girando este 2017 por toda la isla a través del programa ITINERANDO de la Fundación Cajacanarias.

Las ventajas de contar cuentos utilizando música son muchas, especialmente cuando se cuenta a los más pequeños, niños y niñas de 0 a 6 años. Entre otras cosas, funcionan para captar y centrar su atención de un modo sencillo y rápido, lo que facilita la posterior narración de la historia. También facilitan la creación de una atmósfera anímica concreta antes o después del cuento. Ayudan durante la narración, especialmente en historias con estructura acumulativa o repetitiva.

En mi caso utilizo la música en todas mis sesiones dirigidas a estas edades. Algunas comienzan y terminan con una canción tocada con el ukelele. Puede ser una canción de saludo/despedida o una pequeña historia cantada: un poema musicado o algunos versos inventados por mí misma. Después, entre cuento y cuento, utilizo las campanas. Son ocho campanas, una de cada color y con notas diferentes (salvo el DO que se repite), con un sonido muy llamativo y brillante.

También, en algunos cuentos, utilizo un pequeño tambor para acompañar el paseo de las tortugas, el acordeón, contando a la vez que toco o la melódica para contar con música cómo se sentían algunos animales.

Durante un tiempo utilicé la melódica para jugar con el público a adivinar qué atmósfera tendría la historia que iba a contar. Si la música era suave y alegre o si, por el contrario, sonaba oscura y terrorífica. Según el ambiente que les sugería la tonada, yo escogía la historia que iba a contar.

Intervienen muchos factores en el desarrollo intelectual y afectivo del alumnado que asiste con frecuencia a estas sesiones: auditivos, visuales, motores, memorísticos, sociales, lúdicos, expresivos, etc. Sin embargo, para mí el más representativo es la sensibilidad. Las propias historias, la palabra, el ritmo, los símbolos, ayudan en el desarrollo de sus emociones, de su ingenio. La música les lleva de un modo lúdico al goce de escuchar y de leer y los cuentos les acercan al disfrute de la música.

Algunos juegos con la música y la narración oral que funcionan muy bien son los siguientes:

– Asociar a un personaje con un instrumento y, cuando ese personaje camina o habla, acompañarle con la música.

– Crear una canción/estribillo para el cuento. Funciona muy bien con los cuentos de estructura repetitiva en los que alguna acción concreta se repite (un oso que dice lo mismo varias veces durante el cuento, lo podría cantar en lugar de decirlo).


– Efectos sonoros concretos en determinados ambientes o partes del cuento: la lluvia, la tormenta, el mar, un caballo galopando, pasos, una puerta que se abre chirriante, etc.

La participación del público infantil es importante a la hora de mantener su atención, y algo que suele funcionar en mis sesiones es potenciar que los efectos sonoros los haga el público y que aprendan y canten las canciones conmigo. »