¿’Atentado ecológico’ o ‘vertido puntual’?

5 Ago, 2016 | Medio Ambiente, Sociedad | 0 Comentarios

El pasado 5 de julio la Asociación Tinerfeña de Amigos de la Naturaleza (ATAN) denunciaba públicamente que se estaba produciendo un vertido de aguas residuales en plena Reserva Natural Especial de Montaña Roja procedente de la urbanización La Tejita, calificando el hecho como “atentado ecológico” y exigiendo responsabilidades a las correspondientes administraciones (Ayuntamiento y Cabildo Insular) acusándolas de ‘mirar para otro lado’, tal como lo recoge laopinion.es en un artículo titulado ATAN denuncia un atentado ecológico en la Reserva Natural de Montaña Roja’ que, con foto del vertido incluida, dice:

« La Asociación Tinerfeña Amigos de la Naturaleza (ATAN) denuncia un «atentado ecológico» en uno de los espacios protegidos más significativos de la Isla, la Reserva Natural Especial de Montaña Roja, en el núcleo turístico de El Médano. Los ecologistas aseguran que se está produciendo un vertido de aguas residuales desde la urbanización La Tejita, colindante a la zona protegida, que transcurre por la misma superficie de la reserva hasta el borde mismo de la playa de La Tejita. Así lo afirmó ayer el presidente de la asociación, Eustaquio Villalba, quien destacó que «el impacto ambiental es considerable y el olor insoportable».

El portavoz del colectivo critica que esta situación puede causar «una contaminación enorme en el mar». «Las aguas residuales llevan bacterias fecales que provocan problemas de salud pública», detalla Villalba, quien añade que «además, la vegetación que discurre por estos vertidos altera a la flora endémica de la reserva». En este sentido, la asociación recuerda que incidentes como éstos «atentan gravemente contra los valores naturales de la Reserva Natural Especial, un espacio incluido en la Red Canaria de Espacios Protegidos y que también es Zona de Especial Conservación de la Red Europea de Espacios Protegidos Natura 2000».

laopinion.es (logotipo 2)

Para el presidente de ATAN, «se debe exigir responsabilidades» a los causantes del vertido. «Estas aguas no son nuevas y es imposible que tanto el Ayuntamiento de Granadilla de Abona como el Cabildo de Tenerife -la administración responsable de la gestión de este espacio- no tengan conocimiento de esta situación», apunta Villalba, quien sostiene que «ante estos casos, las administraciones suelen optar por el silencio».

Los ecologistas aseguran que esta «no es la primera denuncia» que realizan por este tipo de vertidos en la Isla. «Este fenómeno ya ha sido denunciado en otras ocasiones, uno de los más importantes es el que ocurre en la playa de Troya, (Costa Adeje), hasta donde llegan las bacterias fecales de las aguas de la depuradora del Sur», explica Villalba. El presidente de Atan añade que, en este caso, «el problema es también económico y turístico». «Si se produjera algún tipo de infección o contaminación en una zona como ésta las consecuencias serían fatales», reconoce el ecologista.

Por su parte, desde el Ayuntamiento granadillero alegan que los vertidos de Montaña Roja se deben a «un problema puntual» en una de las bombas de agua que se produjo el pasado sábado y que se solucionó el mismo fin de semana. Desde el Consistorio destacan además que las aguas residuales «no llegaron a alcanzar» la emblemática playa de La Tejita. »

ATAN (logotipo 1)

El día siguiente, con el título Un vertido «puntual debido a una avería», ELDÍA.es publica un comunicado del Ayuntamiento como respuesta a la denuncia de ATAN, el cual dice:

« El Ayuntamiento de Granadilla de Abona asegura que el vertido de aguas residuales de la urbanización La Tejita que denunció este lunes la Asociación Tinerfeña de Amigos de la Naturaleza (Atan) fue «un hecho puntual debido a una avería».

Atan advirtió de la existencia de «un vertido de aguas residuales que parte desde la zona de la urbanización La Tejita, junto a la Reserva Natural Especial de Montaña Roja, transcurre en superficie por ese paraje y llega hasta el borde mismo de la playa de La Tejita». Desde el consistorio se afirmó ayer que ese vertido se produjo el pasado sábado y que «ese mismo día se actuó».

Periódico 'El Día' (logotipo)

«Se produjo un fallo en la bomba y en el sistema que debe avisar de que las aguas han alcanzado el tope máximo. Por eso se produjo el vertido accidental, aunque se detectó enseguida y se solucionó sobre la marcha durante el fin de semana», según señalan desde el Ayuntamiento granadillero.

El gobierno local recalca que el vertido no llegó hasta la playa y que «se tomarán medidas para evitar que se repitan incidentes así en el futuro». Atan advirtió el lunes de que emprendería acciones legales contra los responsables de «este atentado ecológico». »